¿Como puede ser?

Esta es una reflexión que aprendí junto a quien es uno de los maestros que me dio la vida, el Doctor Carlos Romero.
Hace bastante tiempo que no nos juntamos a hablar, pero cada vez que lo hacemos, él siempre se pregunta ¿Cómo puede ser?
Somos el fruto de un acto de cooperación. Antes de llegar al mundo, si o si, un óvulo y un espermatozoide deben unirse para darle origen al ser humano que luego seremos. Sin ese pequeño-gran acto de cooperación, colaboración entre las partes, fecundación o como quieran llamarle, sencillamente NO PODRÍAMOS NACER. Para expresarlo en otros términos más contundentes: si esto no sucediera, NO EXISTIRÍA LA VIDA SOBRE LA TIERRA. Así de simple.
¿Cómo puede ser que luego de eso, lleguemos al mundo y con el uso de nuestras facultades físicas y mentales, hagamos todo lo contrario? Todo es un buen motivo para confrontar, para pelear, para “destruir a…” en lugar de “construir con…”. El llamado “primer mundo” propone la “cultura” de la libre “competencia” como si eso fuera sano.
Es como si quisiéramos ir en contra de aquello gracias a lo cual existimos, como si buscáramos acabar con el regalo más hermoso que hemos recibido por ese pequeño-gran de cooperación entre ese óvulo y ese espermatozoide: “la vida”.
Les comparto la reflexión y les dejo este video alusivo al tema. Verán que no es tan sencilla la fecundación como para que estemos intentando destruir lo construido así porque sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: